Etiqueta: Pecado

La disciplina de iglesia comienza contigo… y debe seguir contigo

Hace un par de días, uno de mis contactos en Facebook (sí, ya tengo cuenta en Facebook) publicó la siguiente imagen:

He leído el artículo original, y aunque ha sido muy enriquecedor, hay una pequeña parte que me parece que debemos estudiar más detenidamente.

La frase en cuestión dice:

«Si no puedes reprender a alguien en amor, entonces deja que alguien que pueda hacerlo lo haga».

Según la instrucción dada por nuestro Señor Jesucristo en Mateo 18, es el ofendido quien tiene, y siempre tendrá, la responsabilidad de buscar que su ofensor llegue al arrepentimiento y la restauración. No le está permitido abandonar la tarea.

Esto no quiere decir que el ofendido deba hacerlo a pesar de su carencia de amor hacia el ofensor. Al contrario, el apóstol Pablo es muy claro cuando enseña que debemos hablar la verdad en amor (Efesios 4:15).

Entonces nunca debemos abandonar la tarea de reprender al hermano ofensor, sino lo que más bien debemos aprender a hacer es: Amarle como Cristo nos ama a nosotros.

Es interesante que justo después de la enseñanza de Jesús acerca de nuestra responsabilidad en reprender al hermano (Mateo 18:15-22), encontremos la Parábola de los Dos Deudores (Mateo 18:23-35) que nos recuerda que debemos perdonar como hemos sido perdonados. Y es que si no somos capaces de amar al hermano, es porque en realidad no lo hemos perdonado.

Si abandonamos la tarea para dejarla a otro que sí lo ame, estamos abandonando nuestra responsabilidad y dejando que nuestro orgullo gane. Caemos en el pecado.

Para confrontar a alguien con su pecado, se requiere el corazón y el amor de Cristo, quien nos amó hasta las últimas consecuencias.

Cómo vivir en santidad

«Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio y renueva un espíritu fiel dentro de mi».

Salmo 51:10

El Salmo 51 es uno de los siete «salmos de arrepentimiento» (los otros seis son: 6; 32; 38; 102; 130; 143). Se atribuye al rey David, quien lo compuso luego de ser confrontado por el profeta Natán debido a su pecado con Betsabé, un episodio narrado en 2 Samuel 12. Este poema maravilloso, es una muestra de verdadero arrepentimiento, ya que no sólo nos muestra el deseo de David de vivir en santidad, sino también, cómo podía lograrlo.

(más…)