Etiqueta: Gozo

Ayuda a otros a seguir su camino con gozo

El día de ayer visité una de las congregaciones de la iglesia en la que sirvo, y predique sobre la historia de Felipe y el Etíope, uno de mis pasajes favoritos y que he predicado y enseñado en muchísimas ocasiones, sin embargo, había una cosa que aún no había considerado: El final de la historia.

Lucas nos explica que después de que Felipe bautizó al etíope, éste último siguió gozoso su camino. Yo nunca había reflexionado en la causa de su gozo, y aunque es seguro que tiene que ver con la salvación, creo que hay algo más de fondo.

Y es que la historia también nos narra que este etíope venía de Jerusalén, a donde había ido a adorar. Esto quiere decir que estaba sumamente interesado en el judaísmo, y que consideraba esta religión como la religión verdadera, aquella donde podía encontrar la salvación. No se equivocaba.

Sin embargo, había algo que aún no entendía. En su lectura del libro del profeta Isaías se encontró con el Siervo sufriente, y no sabía de quien se trataba. Felipe vio esto como una oportunidad de hablarle acerca de Jesús, por eso Lucas dice que «comenzando desde esa escritura, le anunció el evangelio de Jesús», en otras palabras, la buena noticia acerca de Jesús.

Esta era en verdad una excelente noticia para él, puesto que al final el judaísmo está cargado de reglas, ceremonias y días que deben ser guardados, lo que para cualquiera puede ser una gran carga. Pero ahora, al entender que Dios envió a su Hijo Jesucristo, quien cumplió con todas estas cosas y además tomó nuestro lugar en la cruz, ciertamente esto causó muchísimo gozo en el corazón del etíope. Había encontrado lo que por tanto tiempo había estado buscando.

Esto me lleva a reflexionar en algo muy importante: Nosotros también podemos ayudar a otros a que sigan su camino en este mundo con un corazón lleno de gozo, si les mostramos todo lo que el Cristo vino a hacer por nosotros.

Mi oración es que el Señor nos use con ese propósito y seamos así instrumentos de bendición en sus manos.