Categoría: Reflexiones

¿Dónde estás?

«Cuando soplaba la brisa fresca de la tarde, el hombre y su esposa oyeron al Señor Dios caminando por el huerto. Así que se escondieron del Señor Dios entre los árboles. Entonces el Señor Dios llamó al hombre:

-¿Dónde estás?»

Génesis 2.8-9 (NTV)


Dios creó al ser humano para «glorificar a Dios y gozar de Él para siempre», y Dios estaba allí para él; sin embargo, después de la caída algo cambió. Ahora, al escuchar los pasos de su Creador, el hombre y su mujer corrieron a esconderse entre los árboles.

Leer más →

Lo que de verdad importa

«Usted puede ser teológicamente tan recto como un cañón de escopeta, pero estar espiritualmente tan vacío como él».

A.W. Tozer

Esta frase resume a la perfección un gran problema del que no solamente he sido testigo, sino también partícipe: El de fijar nuestra mirada en un sistema doctrinal, dejando de lado todo lo demás.

Leer más →

Buscando la gloria de Dios en medio del hebel

Si existe una manera de resumir el anhelo más profundo de mi corazón, debe ser mediante las palabras que encabezan este post. Te comparto por qué.

Hebel es la primera de las palabras pronunciadas por el Predicador en su largo discurso conocido como el Libro de Eclesiastés. Quizá te suene la frase:

«Vanidad (hebel) de vanidades (otra vez, hebel), dijo el predicador; vanidad (hebel, de nuevo) de vanidades (adivinaste, ¡hebel!) todo es (¿a qué no sabes?, ¡hebel!) vanidad».

Leer más →

Ayuda a otros a seguir su camino con gozo

El día de ayer visité una de las congregaciones de la iglesia en la que sirvo, y prediqué sobre la historia de Felipe y el Etíope, uno de mis pasajes favoritos y que he enseñado en muchísimas ocasiones; sin embargo, había una cosa que aún no había considerado: El final de la historia.

Leer más →

¿Abrumado?

Cuando las cosas de este mundo te abrumen, echa una mirada al cielo. Allí está tu Padre y tu verdadero hogar, que te esperan.

Deja de fijar tus ojos en las cosas de este mundo; hay otras mucho más preciosas y trascendentes. Cristo Jesús las ha comprado para ti, no las menosprecies.

En medio de las dificultades, siempre es bueno recordar que nuestra historia sólo tiene sentido dentro de Su historia. Que no vivimos para nosotros mismos, sino para la gloria de Aquél que nos ha creado.

Cómo vivir en santidad

Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio y renueva un espíritu fiel dentro de mi.

Salmo 51:10

El Salmo 51 es uno de los siete «salmos de arrepentimiento» (los otros seis son: 6; 32; 38; 102; 130; 143). Se atribuye al rey David, quien lo compuso luego de ser confrontado por el profeta Natán debido a su pecado con Betsabé, un episodio narrado en 2 Samuel 12. Este poema maravilloso, es una muestra de verdadero arrepentimiento, ya que no sólo nos muestra el deseo de David de vivir en santidad, sino también, cómo podía lograrlo.

Leer más →

En esta lucha

Un día, mientras caminaba con mi hijo en brazos, pasó junto a mí otro pastor que también cargaba a su pequeño. Al encontrarnos frente a frente me saludó diciendo: «¿Cómo está hermano?, ¿También en esta lucha?».

Leer más →